En un contexto en el que la Sareb y las entidades financieras ofrecen pisos a precios reventados por debajo del valor de tasación e incluso bajo el valor de coste, vender piso puede suponer una odisea eterna. En esta situación el procedimiento habitual de bajar el precio tanto como sea necesario para vender con celeridad puede ser un mal negocio. La alternativa se llama ‘Home Staging’ (puesta en escena) y consiste en retocar la vivienda en mayor o menor medida para poder obtener unas imágenes que hagan atractivo el producto al posible comprador. Cuando todo se vendía no importaba que las fotografías que el propietario colgaba al buscador fueran de una sala con la persiana bajada o de un inodoro con la tapa abierta, pero ahora hay atraer la atención del comprador desde el primer vistazo y preparar el producto para la primera visita. Según Barbara Dircksens y Caroline Jürgens de lúmina home staging, el plazo medio de 130 días de espera para vender se puede reducir a 35 días de media aplicando técnicas de home staging. Concretamente, según un estudio realizado en Francia, el 25% se venden en menos de 10 días, el 60% en menos de 30 y el 90% en menos de 60. Pero no sólo eso, si el piso es atractivo y está adecuado al comprador el margen de negociación será menor. Así, según el mismo estudio, si la rebaja media por negociación era de 8,7%, la media aplicando home staging disminuye hasta el 3,16%.

Todo lo dicho para la venta es también aplicable al alquiler y dependiendo del estado de la vivienda los retoques serán mínimos o bien habrá que plantearse reformar y poner en alquiler o venta contando con la ayuda de profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *