2018-01-08_CAVEDO-FERNANDEZ

Una buena parte de las consultas que atendemos en nuestras oficinas hacen referencia al Impuesto sobre el incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), es decir: la plusvalía. Para ayudar a aclarar algunos conceptos hoy entrevistamos a Eva Fernández, abogada, del bufete CAVEDO FERNÁNDEZ ABOGADOS.

¿Qué grava la plusvalía municipal?
El hecho imponible viene definido en el artículo 104.1 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales aprobada por Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo (LHL) según el cual:

“El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un tributo directo que grava el incremento de valor que experimenten dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos.”

El artículo 107 de la LHL estipula que la base imponible del impuesto está constituida por el incremento de valor puesto de manifiesto en la fecha de devengo del impuesto y experimentado durante un período máximo de 20 años.

El problema viene dado porque la ley fija el incremento de valor del suelo y su importe aplicando unos valores objetivos que suelen no tener en cuenta el valor real del incremento del suelo, lo que provoca que se exija este impuesto incluso en supuestos en que este incremento ha sido inexistente o que incluso ha habido un decremento o disminución significativa de valoración.

¿Y si no hay incremento del valor del suelo?
Los Tribunales Superiores de Justicia han venido declarando que debe prevalecer el incremento real -o la falta real de este incremento- para determinar si surge o no la obligación de tributar por este impuesto.

Y ha mantenido que en los casos en que se pueda acreditar que este incremento no ha existido o ha sido inferior al que resulta de aplicar los criterios legales objetivos, falta un elemento esencial del hecho imponible y no puede surgir la obligación tributaria.

Es decir, si no hay incremento del valor del suelo no se devengará el impuesto.

Ha habido otras sentencias que han resuelto en un sentido diferente, pero hay que tener en cuenta que en fechas recientes, el 11 de mayo pasado, el Tribunal Constitucional ha dictado una sentencia en que ha declarado expresamente que los arts. 107.1, 107.2.a) y 110.4 todos ellos del TR de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobada por el RDLeg. 2/2004, de 5 de marzo, son inconstitucionales y nulos en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor.

Hay que tener presente, sin embargo, que el elemento necesario para poder reclamar no es haber vendido con pérdidas, sino poder acreditar que efectivamente (e independientemente de los valores de compra y de venta) el valor del suelo no ha aumentado.

Así pues la cuestión queda circunscrita principalmente a un tema de prueba, pues hay que acreditar indubitadamente la inexistencia del incremento de valor a través de las pruebas admitidas en derecho, que en el presente caso deberán ser tasaciones objetivas o periciales.

¿A partir de qué importe sale a cuenta reclamar?
Recomendamos valorar cada caso en concreto, pues los honorarios de los profesionales y los gastos se fijan en proporción a la cuantía reclamada si bien es claro que por importes muy pequeños no saldrá a cuenta reclamar.
Recomendamos ponerse en contacto con su abogado de confianza y pedir un presupuesto antes de iniciar cualquier actuación.

¿Qué pasos debo seguir?
Se debe iniciar un procedimiento administrativo de devolución de ingresos indebidos.
La administración tiene 6 meses para resolver, transcurridos los cuales se puede acudir a la vía judicial.
Le recomendamos contactar con su abogado que sabrá qué pasos debe seguir en cada caso concreto.

¿Estas tasaciones las puede hacer cualquier perito o se precisa una Sociedad Homologada como Arquitasa?
La prueba pericial la puede hacer cualquier técnico con titulación suficiente para hacer valoraciones de inmuebles, pero evidentemente el hecho de que la valoración la realice una Sociedad de Tasación Homologada da un indudable valor a la tasación, sobre todo teniendo en cuenta que la jurisdicción contencioso administrativa suele dar poco valor probatorio a las periciales de parte.

PRESUPUESTO DE TASACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *