Cada día hay menos dudas sobre si España será rescatada o no. Todo indica que lo será y la duda es si antes o después de las elecciones de Galicia o Euskadi. Hoy mismo, el consejero Mas-Colell en un coloquio con empresarios en el Círculo Ecuestre de Barcelona ha declarado que el rescate es inminente y que “nos irá bien a todos”. De hecho el presupuesto español que acaba de ver la luz ya es el propio de una España rescatada de modo que la parte negativa del rescate ya la tenemos aquí. Una vez llegue, el rescate debería erradicar el permanente estado de incertidumbre para que un nuevo escenario de previsibilidad dé confianza a los inversores dando aire y crecimiento en los mercados, también el mercado inmobiliario. Por otra parte los bancos verán reducido el coste de financiación de la deuda lo que les permitirá respirar de forma que podrán plantearse de nuevo aflojar el grifo del crédito ya precios más bajos.Una de las consecuencias previstas es la revalorización dela banca. Caberecordar que el BCE se comprometió a comprar deuda en el mercado secundario de los países bajo control de la Troika de manera que las obligaciones de estos estados subirán de valor y de rebote se revalorizará la banca que es en estos momentos donde se encuentra más deuda soberana.
Hoy mismo el economista Miguel Jiménez, durante la celebración en Barcelona de la VII edición del foro de competitividad Empresarial, ha pedido desdramatizar el rescate y prevé beneficios inmediatos. Según él la prima de riesgo bajará hasta los 250 o 300 puntos o más y el Estado podría reducir su déficit público del 95% al 90% en 2013. Defendió también que las medidas fiscales que podría requerir el rescate ya se han adoptado y sólo quedaría adoptar medidas estructurales a largo plazo como una nueva reforma laboral o el alargamiento de la edad de jubilación.

Taxacions immobiliàries · Tasaciones inmobiliarias

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *