La reciente ampliación, de 30 de Diciembre de 2011, del plazo transitorio de la Ley 8/2007 de Suelo que establecía la disposición transitoria tercera de la Ley de Suelo hasta 1 de Julio de 2012 mantiene en la incertidumbre  a la banca y las inmobiliarias propietarias de suelo urbanizable. En escaso medio año los terrenos urbanizables no ejecutados pasarán a ser valorados como rústicos sin consideración, por ley, de expectativas urbanísticas.
La citada prórroga, incluida en el  Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, es ya el tercer período transitorio que se establece para la Ley de Suelo. El primero, de tres años, se incluyó como disposición transitoria en la misma Ley, en vigor des de Julio de 2007, y el segundo por Real Decreto Ley lo prorrogó hasta el reciente Diciembre de 2011.
El sector financiero ante las ya grandes dificultades para hacer frente a las exigencias de provisión generadas por el agujero inmobiliario reclama el fin de la recurrente política de prórrogas y espera una completa modificación de la Ley de Suelo que evite la pulverización en su balance de suelos que fueron hipotecados o adquiridos a precio de urbanizable.

1 Comments

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *