El proceso para la creación del banco malo -la entidad de gestión de activos que absorberá la carga inmobiliaria tóxica que lastra la banca- se está acelerando. Según informa el Ministerio de Economía su operatividad se prevé para antes de final de año. En este proceso las entidades deberán informar, sobre los inmuebles a transferir, de los datos de su última tasación, valor, cumplimiento de ECO 805/2003, método de tasación, condicionantes, advertencias, etc, según el cuestionario facilitado por el Ministerio. Sin embargo, dada la complejidad del proceso y la cantidad de inmuebles a transferir, se contempla que la gestión de estos se mantenga inicialmente en manos de las propias entidades financieras. Estos activos, que incluyen tanto inmuebles y solares como créditos a particulares o promotores, sólo en las cuatro entidades nacionalizadas (Catalunya Caixa, Banco de Valencia, Novagalicia y Bankia) rondan ya unos 75.000 euros. Entre tanto estas entidades han creado sus propios departamentos inmobiliarios dedicados a la venta de sus carteras ocupando cerca de un millar de trabajadores a la espera de que lo haga la nueva gestora que será algo parecido a la inmobiliaria más grande del Estado.

Tasaciones inmobiliarias

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *